Outplacement

Outplacement: una herramienta positiva para empresas

Para toda empresa, la gestión de Recursos Humanos (RR.HH) es una pieza fundamental para su desarrollo exitoso. Actualmente, tenemos a la mano maravillosas herramientas funcionales para el desarrollo de mecanismos que mejoran las actividades y desenvolvimiento laboral de una empresa.

El outplacement es un ejemplo de ello. Se trata de un conjunto de técnicas diseñadas para reubicar trabajadores en el momento en que debido a fusiones, restructuraciones o adquisiciones se hace propicio prescindir de alguna parte del personal.

Sirve para reorientarlos y contenerlos para que de este modo obtengan reinserción laboral positiva sin condenarlos a que se sientan mal o a que consigan una mala reputación en su vida profesional que pueda afectarles además de forma personal.

Se ha comprobado que en muchas ocasiones que quienes se encuentren desvinculados entienden mucho mejor el por qué se desprenden de ellos, sin embargo puede quedarles un sentimiento de resentimiento debido a que las cosas se traten de forma incorrecta o desprolija. Así que actualmente, existe un gran número de empresas o consultores sobre RR.HH. encargándose de ocuparse de modo profesional de estos procedimientos durante los cambios o restructuras empresariales.

Todo se resume en brindarles una reorientación a los empleados en cuestión de forma positiva mientras se les redefine el panorama profesional y dándoles una vista sobre su porvenir llena de optimismo y positivismo, esto a través de un conjunto de herramientas que se adapten según sea el caso de cada uno de los individuos.

Asimismo se les otorga la posibilidad de diseñar nuevas estrategias que les proporcione nuevos y mejores objetivos en el área laboral. En otras palabras, se puede decir que el outplacement concibe una especie de “reeducación” del trabajador, dándoles actualización acerca de los nuevos mecanismos o procesos que hay en el mercado y el modo en que su perfil puede percibirse en la red de contactos que ha sido construido con ayuda de un entrenamiento.

Una de las razones primordiales por las cuales una compañía decide aplicar el servicio de outplacement es para reducir la posibilidad de daños emocionales en los empleados y que el individuo sienta un interés positivo al ser tratado bien y al hacerle entender que es valioso e importante para la empresa, y que por ende la nueva reestructuración sea percibida como un cambio positivo para su desempeño laboral, todo esto a través de una reformulación del marketing personal aplicado.

Hoy en día, las transformaciones y cambios en el mecanismo de las empresas son una realidad y se han vuelto más constantes en un gran número de compañías, lo que sirve de escenario para que el outplacement sea cada vez más solicitado o requerido para manejar las situaciones, lo que lo ha hecho más famoso.

En fin, el outplacement se ha convertido en un importante instrumento para afrontar un momento que posiblemente sea traumático o complicado en la vida laboral y transformarlo en una oportunidad de nuevos desafíos y objetivos laborales. Teniendo en cuenta que el cambio puede generar impulsos y mejoras en los empleados.